//
estás leyendo...
Recomendaciones

Torakev (2014), de Paco Cabezas

Una producción dirigida por el andaluz que revienta los estereotipos del cine de acción estadounidense. Lejos de ser un producto comercial más del archiconocido Nicolas Cage, Tokarev se convertirá en una buena película para aquellos/as que disfrutan destripando las enseñanzas y las inspiraciones del buen Cine. Esta vez, la historia de un afamado hombre de negocios que está a punto de dar el salto de su carrera años después de haber abandonado el negocio: la extorsión y el asesinato a sueldo. Su hija desaparece en lo que parece ser un turbio ajuste de cuentas del pasado, y Paul Maguire (Nicolas Cage) vuelve a vestir los hábitos. 

Tokarev es una genial composición de la voluntad de Poder, ese tan manido concepto de la tradición filosófica vitalista de Schopenhauer, Nietzsche u Ortega y Gasset que, de manera vil y despiadada, se ha naturalizado en las esferas de nuestra conciencia. Un guión sencillo y lineal que, lejos de buscar la reafirmación del individuo a través de la violencia, más bien nos muestra la persistente y dolorosa experiencia de un pasado traumático que se manifiesta ante cualquier situación de nuestra vida cotidiana. Es lo inevitable de sobrevivir en un sistema deudor, la culpabilidad generada por circunstancias imprevistas.

El personaje de Maguire es el arquetipo de lo autodestructivo, una ilustración de aquella enseñanza psicoanalítica: Las personas realmente no queremos aquello que deseamos. Es el ideal norteamericano: políticamente correcto, modesto, un patriarca exitoso en lo que hace  y protector con lo suyo. Automáticamente movido por la necesidad patológica de venganza, Maguire tiende a imprimir su propia insatisfacción en forma de violencia sobre aquello que le rodea —incluyendo su propia mujer, que representa un papel femenino sumiso y permisivo que bien se valdría algún análisis—. Llegados al punto culmen de la historia—no, no habrá spoiler—, la enseñanza no puede ser más trágica y sincera.

Si bien los diálogos son tirando a sencillos, y la caracterización de los personajes secundarios puede llegar a ser muy tópica, no hagáis caso de aquellos que opinan que la cinta es un tostón. No creo ni que pretenda ser verosímil ni que sirva para entretener al gran público. Nicolas Cage no es el jovencito que era, y Paco Cabezas ha optado campo a través: por medio de un planteamiento fácil —secuestran a tu hija, recuerdas tu pasado, persigues a la mafia—, lo que el director ha pretendido es centrarnos en los detalles, en esbozar una perspectiva deprimente y pesimista del prototipo de hombre de acción de nuestros tiempos.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Twitter

A %d blogueros les gusta esto: